Boda en la Finca La Torreta - El Campello (Alicante) - Maria y Juanma

“se ve sólo con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”.

Meses después de haber vivido esta boda de invierno en Alicante, esta es la bonita cita que recibí en un correo de agradecimiento de María y Juanma (la pareja de novios).

María es la hermana de Nuria, cuya boda realice el año pasado (podéis ver su reportaje aquí). No hay mejor indicativo, ni opinión positiva de que las cosas han funcionado bien, que recibir de nuevo la confianza de un integrante de la misma familia.

Vivir una boda con las mismas personas es algo muy especial: ya no eres un fotógrafo de boda, te sientes parte de la historia, (más si cabe si los protagonistas se encargan de hacerte sentir tan cercano a ellos, de una forma tan activa.) Todavía recuerdo esa sensación a la hora de despedirme “ójala tuviera otra hermana mas” decía Nuria. Eso se queda clavado en el corazón….y piensas, todo esto merece la pena de verdad.

María y Juanma son increíbles en todos los sentidos. Sientes que conectas con ellos y que vibras en la misma frecuencia. Todo funciona perfectamente y el resultado es fantástico.

María se encargo de organizar su boda de una manera muy especial . Su boda sería una boda de invierno, algo poco convencional, pero con lo que cada vez estoy mas de acuerdo.

Adoro las bodas de invierno (aquí podéis ver otra). No es que el resto de bodas que realizo no me apasionen, pero es que después de vivir esta boda de invierno sólo puedo decir que es un de las mejores opciones para casarse, si están dudando cuando es la mejor temporada del año para casarse.

La luz hace que todo brille de una manera especial, esa combinación de elementos de boda con elementos navideños es perfecta. Esta boda reúne muchas peculiaridades que la hacen una boda especial y que incluso puede ser una de esas bodas de inspiración.

Esta historia sucedió en Alicante, en la Finca la Torreta; aunque ellos son de Madrid.

María vestía un precioso vestido de María Barragán con un tul de la misma firma, del que se deshizo justo antes del baile nupcial, acompañado de unos zapatos de la firma Jorge Larrañaga. Juanma llevaba un traje hecho a medida de Massimo Dutti.

Me gusta ver una vez y otra vez está boda. La boda eterna la llamaría yo, porque me hubiera gustado seguir todavía allí y seguir formando parte de algo tan especial.

Es bien cierto, que había mil detalles de boda otoñales e invernales; invitados muy elegantes vestidos con grandes firmas. Una decoración exquisita, y un baile de novios a la puesta de sol como pocas veces he podido presenciar, pero como dice María y creo que es importante “se ve con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos”.

Gracias.

 

Vestido y tul de novia: Maria Barragan

Traje de novio: Massimo Dutti

Finca y Catering: Finca La Torreta

Peluquería: Iván Sagoa

Maquillaje: María Makeupzone

Flores: El Juli Floristas

Pin on Pinterest