Preboda - Soria - Estefania y Rubén

Si me hubieran dicho alguna vez  que eligiera un sitio idílico para realizar una sesión de pareja creo que jamas hubiera pensado en Soria, y seguramente una boda en Soria tampoco sería una de mis primera opciones en el caso de elegir el lugar perfecto para una boda. Nada más lejos de la realidad, y una vez más la vida me ha dado una lección para aprender.

Estefania, Ruben y yo, nos conocimos en una cafeteria de Avenida de America. Me contaron que se casarían en Medinaceli, en una bonita iglesia, con todos sus familiares y amigos; y lo celebrarían en la Finca Sigüenza.

Hasta aquí, todo bastante normal. Me encantaba la energía que desprendían contándome sus detalles, y la comodidad que sentía disfrutando de mi cafe con ellos.

Fue entonces cuando me lo propusieron: “¡nos gustaría hacer una preboda en Navaleno (Soria)!”.

La verdad es que estaba flipando con el brillo que tenían en los ojos mientras me describían sus planes, el lugar donde lo haríamos y lo bien que lo pasaríamos.

Pasó el tiempo, y llegó el día de hacer su preboda en Soria.

Tengo que reconocer, que mientras conducía me iba enamorando cada vez un poquito mas. Soria es un sitio increíble. Tiene montaña, pero también tiene playa. Tiene un encanto especial, y te das cuenta en el mismo instante en el que tus ojos empiezan a recrearse en sus parajes.

Lo pasamos genial! Me gustó mucho conocerlos más profundamente y disfrutar de una tarde que seguro tendré en el recuerdo durante mucho tiempo. Y me encantó equivocarme, y aprender que los juicios prematuros normalmente son erróneos…y si, si hoy me preguntaran por un sitio idílico seguramente Soria estaría en mi lista de posibles.

No tengo ninguna duda que en un futuro volveré a tomar un tren que me lleve de nuevo a estas vías y conocer mejor está fantástica tierra.

Y estoy seguro que será muy pronto…

Pin on Pinterest