ME
NU

HILARIO SANCHEZ

HILARIO SANCHEZ

Balneario Caldes de Boi | Silvia & Marc

Boda en el Balneario Caldes de Boi | Los Pirineos | Silvia & Marc

Hoy os traigo una boda en el Balneario de Caldes de Boí, o lo que es casi lo mismo una boda en la Vall de Boí junto a la Ermita de Sant Quirc de Durro (Los Pirineos).

Yosemite, Highland, Islandia…son sitios espectaculares para cualquier tipo de evento sin duda, pero no es necesario irse al otro extremo del mundo para vivir una boda diferente, una boda en la montaña y una de las experiencias mas increíbles que una pareja puede experimentar.

Estoy muy orgulloso del lugar en el que vivo, de sus paisajes, de sus gentes, de su gastronomía y de sus costumbres. No creo que sea necesario ese anhelo, casi constante, por pensar que lo que hay fuera de nuestras fronteras sea mejor que lo que hay dentro. Simplemente es diferente.

Pero lo que hay dentro…hay que vivirlo, porque es único…y es nuestro.

Por esa razón no invierto grandes esfuerzos por realizar bodas de destino (que tambien me gustan y mucho), porque las bodas peninsulares son un regalo para los sentidos, si tienes la actitud adecuada para hacer que tu boda sea una gran boda.

Creo que los budistas lo llaman apego. Y creo que dicen que es la única causa de la infelicidad: desear constantemente, anhelar aquello que no pertenece a tu presente.

La clave es vivir el momento y disfrutar con lo que se nos presenta.

Siento que el hombre esta condenado hacer cosas increíbles aun cuando no confía en poder hacerlo.

Lei en algún sitio que los abejorros tienen muchísimas características para no poder volar, ya que no cumplen ninguna de las leyes de la aerodinámica, y sólo una razón para hacerlo: el desconocimiento absoluto de esa condición. Es decir, los abejorros no saben que no deberían volar, simplemente vuelan.

No hay libertad con cadenas: demasiada información, en ocasiones, implicar colocar barreras mentales.

Por esa razón, a veces, ocurren esas casualidades que se antojan casi milagrosas, y aparecen parejas como Silvia y Marc. Parejas que deciden hacer algo diferente, algo acorde simplemente a los dictados del corazón, y algo que se sale de lo «convencional», quizás porque nadie les dijo que no pudieran hacerlo o que pudiera ser difícil.

Casarse en lo alto de una montaña en el Vall de Boí (o como dicen muchos: donde los Pirineos tocan el cielo), tener una boda rústica en los Pirineos sobre un acantilado, ¿Porque no?

Sólo puedo decir dos cosas para finalizar: wooow, VALIENTES!

Ceremonia: Vall de Boí

Celebración: Balneario de Caldes de Boí

Boda en el Balneario Caldes de Boi | Los Pirineos | Silvia & Marc

Hoy os traigo una boda en el Balneario de Caldes de Boí, o lo que es casi lo mismo una boda en la Vall de Boí junto a la Ermita de Sant Quirc de Durro (Los Pirineos).

Yosemite, Highland, Islandia…son sitios espectaculares para cualquier tipo de evento sin duda, pero no es necesario irse al otro extremo del mundo para vivir una boda diferente, una boda en la montaña y una de las experiencias mas increíbles que una pareja puede experimentar.

Estoy muy orgulloso del lugar en el que vivo, de sus paisajes, de sus gentes, de su gastronomía y de sus costumbres. No creo que sea necesario ese anhelo, casi constante, por pensar que lo que hay fuera de nuestras fronteras sea mejor que lo que hay dentro. Simplemente es diferente.

Pero lo que hay dentro…hay que vivirlo, porque es único…y es nuestro.

Por esa razón no invierto grandes esfuerzos por realizar bodas de destino (que tambien me gustan y mucho), porque las bodas peninsulares son un regalo para los sentidos, si tienes la actitud adecuada para hacer que tu boda sea una gran boda.

Creo que los budistas lo llaman apego. Y creo que dicen que es la única causa de la infelicidad: desear constantemente, anhelar aquello que no pertenece a tu presente.

La clave es vivir el momento y disfrutar con lo que se nos presenta.

Siento que el hombre esta condenado hacer cosas increíbles aun cuando no confía en poder hacerlo.

Lei en algún sitio que los abejorros tienen muchísimas características para no poder volar, ya que no cumplen ninguna de las leyes de la aerodinámica, y sólo una razón para hacerlo: el desconocimiento absoluto de esa condición. Es decir, los abejorros no saben que no deberían volar, simplemente vuelan.

No hay libertad con cadenas: demasiada información, en ocasiones, implicar colocar barreras mentales.

Por esa razón, a veces, ocurren esas casualidades que se antojan casi milagrosas, y aparecen parejas como Silvia y Marc. Parejas que deciden hacer algo diferente, algo acorde simplemente a los dictados del corazón, y algo que se sale de lo «convencional», quizás porque nadie les dijo que no pudieran hacerlo o que pudiera ser difícil.

Casarse en lo alto de una montaña en el Vall de Boí (o como dicen muchos: donde los Pirineos tocan el cielo), tener una boda rústica en los Pirineos sobre un acantilado, ¿Porque no?

Sólo puedo decir dos cosas para finalizar: wooow, VALIENTES!

Ceremonia: Vall de Boí

Celebración: Balneario de Caldes de Boí

Tiene lo eterno un principio...

H|S

For Love And Adventures

info@hilarioanchez.com652 114 187

Hilario Sanchez 2020 | All rights reserved

Back to top