ME
NU

HILARIO SANCHEZ

HILARIO SANCHEZ

SOMOS AQUELLO QUE RECORDAMOS

Norberto Bobbio

el valor de tus

RECUERDOS

RECUERDOS

Ya decía Antonio Machado que no se debería en ningún caso confundir el valor con el precio, y es algo que no se debe tomar a la ligera sobre todo cuando hablamos del valor de nuestros recuerdos.

 

Se que no es fácil hablar hoy del mañana, de lo que pensaremos cuando haya pasado algún tiempo, o de lo que sentiremos con el paso de los años. De nuestros intereses, nuestros gustos, incluso de nuestros miedos. Que será todo aquello que extrañaremos y que cosas nos darán un pinchacico en lo más profundo de nuestro ser.

"lo importante son los recuerdos”. Ser, estar y RECORDAR. Porque somos lo que vivimos y podemos recordar. "somos aquello que recordamos". Aquello que hemos olvidado, ya no es nuestro; aquello que nunca aprendimos, nunca lo fue.

Sería hoy muy difícil determinar nuestras inquietudes o aquello que atesoraremos como el más preciado de nuestros bienes.

 

Incluso es complicado saber la intensidad con la que extrañaremos a aquellos que hayan partido de nuestro lado.

 

Es difícil.

 

También es difícil explicar ese brillo que veo en los ojos de mis parejas cada vez que les entrego su reportaje de boda. Ese brillo que aumenta poco a poco de intensidad y humedad conforme van viendo cada una de las fotos que forman parte del reportaje de uno de los días más importantes de tu vida.

 

Esa mirada complice llena de mar que se regalan entre ellos confirmando que lo que están visualizando son auténticos recuerdos, algunos de los que incluso ni son consiente de haberlos vivido hasta ese mismo momento (esto es muy divertido cuando sucede).

 

Pedacitos de pasado conservados en el tiempo.

Y es justo en ese momento cuando empiezan a cobrar sentido mis palabras, las únicas que no me canso de repetir una y otra vez antes del gran día: “lo importante son los recuerdos”. Ser, estar y RECORDAR. Porque somos lo que vivimos y podemos recordar. "somos aquello que recordamos". Aquello que hemos olvidado, ya no es nuestro; aquello que nunca aprendimos, nunca lo fue.

 

Porque en ese mismo instante ambos, vuelven a vestirse, a coger con las manos temblorosas esos endemoniados gemelos que son casi imposibles de colocar.

A asumir con resignación las prisas de esa madre que apremia con insistencia que las manecillas del reloj no se detienen para poder abrochar esa interminable hilera de broches en las espalda del vestido de novia y que hacen que parezca que el tiempo se escapa entre los manos.

 

En ese justo momento recorren de nuevo los escasos 30 pasos infinitos en los que todo se vuelve silencio y durante lo que más de 100 pares de ojos velan testigos de la única mirada completamente conectada en ese abrazo final, abrazo que solo dos enamorados pueden desear con una intensidad parecida a la necesidad de un trago de agua después de un largo camino en una tarde calurosa de un mes de agosto.

 

Solo en ese instante vuelven a reír ante la danza de intercambio de dos circunferencias perfectos de metal, de las caricias de esas manos temblorosas que aprovechan cada renuncio para encontrarse y jugar como dos niños que descubren el mundo. Tal y como ahora juegan, se acarician y son cómplices mientras ven estos pedazos de pasado.

 

Y así infinidad de pequeños flashback que serán historia viva.

Es difícil hablar hoy del mañana, y mañana no seré yo quien hable del ayer, serán estas instantáneas, posiblemente trayendo pequeños pasajes del ayer, estos pedacitos de memoria que serán grandes hitos de la historia de vuestro viaje.

 

Por eso, no, no se debería confundir el precio con el valor y mucho menos anteponerlo.

 

Como jamas un tatuaje se haría fruto del azar o una decisión impulsiva.

 

Seguro que nadie lo haría de esa manera, y la única razón de todo esto es por algo fundamental: ES PARA SIEMPRE. Algo que estará a tu lado para el resto de tus días.

 

Tus recuerdos no se pueden dibujar con tinta, pero si quedan plasmados de por vida en instantáneas.

 

Tengo bastante claro esto, por ello me esfuerzo siempre para que tengáis el mejor resultado posible (y que seáis conscientes de ello), los mejores y más fieles recuerdos, porque estarán con vosotros aun cuando el resto de ese día (banquete, vestido, flores, tarta nupcial, etc) hayan desaparecido y ya no estén presentes.

 

Pero a modo de de indicación y orientación, os diré que mis tarifas comienzan en 1.600€ (incluye preparativos de la novia, ceremonia, exteriores, cocktail y celebración hasta 1 hora de baile) a la que podéis añadir otros extras, como son los preparativos de novio, preboda, fiesta del día anterior, etc; y un album muy personal que creo va a gustar muchísimo (podéis verlo aquí)

Si queréis conocer las tarifas detalladas y conocer los distintos packs no dudéis en escribirme y estaré encantado de enviároslas.

 

Estamos en contacto.

 

Hilario.

Tiene lo eterno un principio...

H|S

For Love And Adventures

info@hilariosanchez.com652 114 187

Hilario Sanchez 2020 | All rights reserved

Back to top