Boda en Aldea Tejera Negra - Campillo de Ranas - Patricia y Juan Antonio

Hoy os quiero enseñar esta fantástica boda íntima que pude fotografiar a principio de año en la Aldea Tejera Negra en Campillo de Ranas (Guadalajara) y aprovechando la ocasión os quiero hablar del destino.

En muchas ocasiones os he hablado de esa fuerte creencia que me ha ayudado a desarrollar el hecho de ser fotografo de bodas, pero en esta boda que os quiero enseñar es todo esta predestinado a ocurrir de una forma ineludible.

Patricia es una mujer fantástica, con una sonrisa increíble y que no deja ni un segundo de sonreírle a la vida. Cada instante es una oportunidad para ser feliz, y eso hace que estar a su lado sea maravilloso.

Juan Antonio en cambio, es más tranquilo, su proyección emocional es más interna, pero tiene ese carácter que yo adoro en las personas, porque quizás me siento más próximo a él.

Nos conocimos casi por casualidad: ellos eran una pareja de novios que no habían hablado aún de boda, no sabían nada de vestidos de novia, de fincas de boda, o de cual era el mejor fotografo en Guadalajara para pedirles que documentará su historia de amor.

Y entonces, en otra parte había un fotografo de boda llamado Hilario Sánchez, que decidió realizar el sorteo de una sesión de pareja de regalo.

¿Os podéis imaginar que nombre salió en el papelito que saque de la bolsa? jajaja, pues si: Patricia y Juan Antonio.

Y nos fuimos de sesión. (Aqui podéis consultar la sesión fotografía de pareja que hicimos)

Todo fue maravilloso, conectamos desde el primer día y el reportaje no pude ser mas bonito.

Pasaron los meses, e incluso creo que los años (si no me falla la memoria) y de pronto un día un Whatsapp: ¿Hilario, que haces el xx de marzo?

Buff!! Que alegría!!! Patricia y Juan Antonio lo tuvieron claro, no buscaron más. Yo era su fotografo de boda.

Y por fin llegamos al día de estas fotos, y todo fue como son ellos: emoción, sentimiento, cercania, felicidad…

Y si, el destino quiso que nos conociéramos, que nos reencontráramos y estoy seguro que nuestros caminos muy pronto volverán a cruzarse.

Gracias por todo.

 

Lugar de la boda y celebración: Aldea Tejera Negra