Sesión de Pareja - Madrid Centro - Ana y Sergio

A veces durante el año (no demasiadas) nace algo en el interior de mi que me fuerza a probar, investigar y jugar para descubrir facetas nuevas que como fotografo de boda debería potenciar.

Me gusta buscar esos momentos entre temporada, o en tiempos de calma y paz para hacerlo. Y no, no me gusta hacer experimentos ni en bodas, ni en eventos. Existen otros momentos mucho mas apropiados para esto.

Busco de una manera activa no influir en nada en las parejas que tengo frente a mi camara, dejar que ellos me muestren aquello que quieran sin interferir: por un lado porque odio las cosas colocadas y los posados; y por otro lado porque las fotográfias más bonitas de mi carrera como fotografo han surgido de situaciones que eran imposibles colocar.

Normalmente en una boda por el tiempo del que disponemos para estas fotos de exteriores, las parejas siempre me reclaman alguna pequeña dirección para poder acortar este intervalo de tiempo y así poder disfrutar del cocktail, cosa que por otro lado me encanta, porque no quiero que la sesión de exteriores sea el tema central de su boda y descuiden a sus invitados y familiares.

Ese era el objetivo de esta sesión, intentar en el tiempo más breve y corto posible la formula mágica para que una pareja se sienta cómoda y pueda expresar ante la cámara todo aquello que en otras ocasiones necesita algo mas de tiempo sin absolutamente nada de intervención por mi parte.

Tambien queria ponerme a prueba y buscar encuadres y ángulos diferentes, salir momentaneamente de espacios naturales e irme a un núcleo urbano (centro de Madrid) y salir de esa zona de confort en la que me he acomodado durante algún tiempo.

Y bueno, puestos a variar tambien me apetecia contar las cosas de una manera completamente distinta.

Este es el resultado. Ellos son Ana y Sergio, y este es el resultado de sus 30 minutos de sesión.

Espero mucho que os guste y cualquier sugerencia u opinión me encantará poder leerla, osea que no dudéis en escribirme.